Por medio de uno de sus voceros, Weinstein negó las brutales acusaciones de Hayek, quien reveló que durante la filmación de la película Frida, sufrió el permanente hostigamiento sexual del productor.

El comunicado en respuesta al la carta de Salma Hayek:

“El Sr. Weinstein considera a Salma Hayek como una actriz de primera clase y la incluyó en varias de sus películas, entre ellas Once Upon a Time in Mexico, Dogma y Studio 54. Estaba muy orgulloso de su nominación a Mejor Actriz de la Academia por Frida y continúa apoyando su trabajo”.

“Mientras que Jennifer López estaba interesada en interpretar a Frida y en ese momento era una estrella más grande, el Sr. Weinstein invalidó a otros inversionistas para respaldar a Salma para el papel principal. Miramax colocó la mitad del dinero y todo el P&A (prensa y promoción publicitaria); el presupuesto fue de más de 12 millones de dólares. Como en la mayoría de los proyectos de colaboración, hubo fricción creativa en Frida, pero sirvió para llevar el proyecto a la perfección. La película se estrenó en varios teatros y fue apoyada por una gran campaña publicitaria y un enorme presupuesto de los Premios de la Academia”.

“El Sr. Weinstein no recuerda presionar a Salma para que haga una escena sexual gratuita con una coestrella femenina y él no estuvo allí para la filmación. Sin embargo, eso fue parte de la historia, ya que Frida Kahlo era bisexual y la escena sexual más significativa en la película fue coreografiada por la Sra. Hayek y Geoffrey Rush. La uniceja original utilizada fue un problema porque desvió la atención de las actuaciones. Todas las acusaciones sexuales retratadas por Salma no son precisas y quienes fueron testigos de los eventos tienen una explicación diferente de lo que ocurrió”.

“Ed Norton, quien era el novio de la Sra. Hayek en ese momento, (trabajó con el Sr. Weinstein en la reescritura del guión en México) hizo un brillante trabajo de reescritura del guión y el Sr. Weinstein luchó contra el WGA (el gremio de guionistas) para obtener un crédito en el película. Su esfuerzo no tuvo éxito para la desilusión de todos”.

“Por propia confesión del Sr. Weinstein, su comportamiento grosero después de la proyección de Frida fue provocado por su decepción en el corte de la película, y una razón por la que tomó con mano firme la edición final, junto a la muy hábil directora Julie Taymor”.

Share Button

Comments

comments